Hospitalización

Hospitalización y cuidados intensivos

Nuestros pacientes están bajo supervisión las 24 horas del día. Para la hospitalización y cuidados intensivos los veterinarios y los auxiliares técnicos veterinarios de Los Sauces cuentan con instalaciones y los medios tecnológicos especiales adaptados a las necesidades de cada paciente.

Nuestro centro dispone de instalaciones independientes para animales herbívoros y roedores (conejos, cobayas, chinchillas, ratas, hámster, ratones, ardillas, entre otros). La separación del olor de los predadores, como los hurones, o de los animales ruidosos e inquietos, como los loros, la semioscuridad y el silencio favorecen la recuperación de estos mamíferos. Los animales nocturnos pueden descansar tranquilamente durante el día.

 

La sala de cuarentena permite hospitalizar a animales potencialmente contagiosos sin riesgo para los demás pacientes

  • Jaulas, terrarios y acuaterrarios especiales. Adaptadas a las necesidades de cada especie y paciente.
  • Sistema de control de temperatura y humedad ambiental.
  • Ambiente tranquilo para especies que lo necesiten. Algunas especies son nocturnas o crepusculares y no toleran bien el trajín del día a día en la clínica.
  • Sistema de control de temperatura y humedad ambiental.
  • Incubadoras: permiten mantener al animal enfermo en ambiente de temperatura y humedad controladas. Permiten también aislar a los animales con enfermedades potencialmente contagiosas.

Sala de hospitalización de aves psitácidas y reptiles

Aves psitácidas hospitalizadas en nuestro centro

  • Nutrición especializada para animales enfermos y convalecientes. Loros, conejos, cobayas, chinchillas, pequeños roedores, hurones... todos ellos requieren alimentación especial, propia de su especie y su estado de salud. La alimentación debe ser gradualmente adaptada a medida que el estado del animal evoluciona.
  • Oxigenoterapia: mejora el pronóstico de pacientes críticos y es imprescindible en animales con déficit respiratorio. Los pacientes son alojados en cámaras especiales con aporte de oxígeno directo que los mantiene en atmósfera enriquecida vital para su curación.
  • Nebulización o aerosoles: mejora la eficacia del tratamiento de ciertas enfermedades respiratorias (p.ej. aspergilosis, neumonías, sinusitis).
  • Fuentes de calor y luz ultravioleta para aves y reptiles: imprescindibles para ciertas especies de loros y la mayoría de los reptiles.
  • Fluidoterapia y medicación mediante bomba de infusión continua: permite la administración de suero y medicamentos de una manera precisa y controlada incluso en pacientes de muy pequeño tamaño.
volver a la página de inicio